CON MÁS DE 1.500 POSTULACIONES CERRAMOS LA CONVOCATORIA PLANT

CON MÁS DE 1.500 POSTULACIONES CERRAMOS LA CONVOCATORIA PLANT

Plan de Transformación Social – Local, PlanT nació con el objetivo de que organizaciones juveniles crearan proyectos de participación e incidencia en sus territorios, sea culturales, deportivos, ambientales entre otras actividades. Es un proyecto que se está ejecutando con recursos del Fondo para la Rehabilitación, Inversión Social y Lucha Contra el Crimen Organizado – FRISCO y del Programa Jóvenes Resilientes de USAID y ACDI/VOCA.

A la fecha damos cierre a la convocatoria al haber recibido más de 1.500 postulaciones en todo el país. se han asignado 3.330 millones de pesos a 402 organizaciones juveniles para apalancar sus proyectos de transformación territorial y potencializar cambios positivos para la juventud y sus comunidades.

La convocatoria está en etapa de evaluación de iniciativas. Los resultados seguirán siendo publicados en este espacio.

Sigue siendo parte del #EfectoColectivo del Programa Jóvenes Resilientes de USAID y ACDI/VOCA

¡Contáctanos!

Cartagena | ‘Contra lo corriente’, un colectivo juvenil al servicio de la comunidad

Cartagena | ‘Contra lo corriente’, un colectivo juvenil al servicio de la comunidad

Manuel Díaz Polo es un cartagenero de 33 años de edad, quien hace parte de la Productora de Comunicaciones, Contra lo Corriente. Siempre ha vivido en los barrios populares de Cartagena, lo que le ayudó a darse cuenta de que lo único que se escuchaba de esos lugares eran noticias negativas acerca de violencias, pobreza, pandillas, desigualdad… Algo que definitivamente quería transformar.

Cuenta que desde los 16 años de edad ha pertenecido a diferentes procesos sociales y comunitarios donde se ha formado en temas de comunicación a través de diferentes apoyos, siempre buscando dar a conocer las voces propias de su entorno, pero con pocas herramientas para lograrlo. Este no solo era su sueño, sino el de muchos otros jóvenes que, como él, tienen la necesidad de mostrar el lado humano, bueno y emprendedor de su territorio.

“En algún momento salí de la ciudad, pero cuando volví encuentro la misma problemática de abandono y socialización de noticias negativas, por lo que decidió crear un proyecto que visibilice, producir, construya de la mano de la gente las historias que no se cuentan” , dice Manuel.   

Con el pasar del tiempo, Manuel encontró un amor profundo por el dibujo y la fotografía, producto de los talleres recibidos; muchos de sus compañeros despertaron otras pasiones que más adelante se complementarán para crear lo que hoy se llama “Contra lo Corriente”, que como su nombre lo indica, este colectivo busca ir en contra de todos los estigmas generados por mensajes negativos de lo que allí pasa.

Para Manuel: “Lo corriente acá es que nos visibilicen como fuente de noticias negativas ya que los medios vienen cuando pasa algo malo, lo corriente es que no tengamos medios de comunicación propios de la comunidad, lo corriente es que no lleguen oportunidades reales para que los jóvenes salgan adelante y es por esto que creamos esta productora que es una iniciativa que va contra lo corriente y está al servicio de iniciativas, proyectos, líderes, organizaciones que defienden el territorio, los derechos humanos y la diversidad étnica, pluricultural y sexual” . 

Este colectivo busca romper con los estigmas generalizados acerca de estos barrios populares a través de la visibilización de contenidos que contribuyen positivamente a la transformación del pensamiento de quienes habitan el territorio y quienes lo visitan. Actualmente el grupo está conformado por cuatro profesionales, entre los que se encuentran historiadores, trabajadores sociales y comunicadores.

Con el apoyo de USAID y ACDI/VOCA a través de la formación en diferentes temas y gracias a los esfuerzos del equipo, ahora Contra lo Corriente tiene su espacio propio, equipos propios y personería jurídica, proyectándose como una organización que eduque y ampliar conocimientos a otros jóvenes que les interese la comunicación como camino hacia la transformación de sus entornos.

Estas son las historias de jóvenes resilientes de nuestro #EfectoColectivo¡

¡Tú también puedes ser un o una joven que trabaja por sus objetivos y por su comunidad!

Encuentra proyectos, convocatorias y toda un red de jóvenes líderes con los que puedes compartir, en Youth Lead.

Quibdó | Lideresa social visibiliza oportunidades y noticias positivas de Chocó

Quibdó | Lideresa social visibiliza oportunidades y noticias positivas de Chocó

El departamento de Chocó no solo ha sido cuna de grandes exponentes de su riqueza cultural y deportiva como la famosa agrupación Choquibtown o la deportista Mabel Mosquera y qué decir de la exreina Vanessa Mendoza. Sino que también, es el lugar que vio crecer y formó a la mujer y lideresa afrodescendiente Mayra Maturana, quien es nacida en el municipio de Quibdó, cuenta con 27 años de edad es emprendedora, amante al servicio comunitario y a todo lo que está relacionado con la comunicación como un motor de transformación y de empoderamiento de la niñez, adolescencia y juventud.

Mayra es licenciada en lenguas de la Universidad Tecnológica de Quibdó, con tecnología en proyectos y becada de la maestría en Gerencia y Prácticas de Desarrollo con la Corporación Manos Visibles y la Universidad de los Andes. Ha liderado diferentes iniciativas y es asesora de la mesa de juventudes y defensa territorial del Comité Cívico por la Salvación y Dignidad del Chocó. Ella ve en la academia una oportunidad para incidir en las organizaciones, por ello, siempre busca fortalecer sus capacidades. “Me gusta mucho estudiar y el hecho de crecer académicamente porque creo que la academia es una oportunidad para incidir en las organizaciones, pero también, para mejorar la calidad de vida en el territorio”, afirma Mayra.

Aun así, el proceso de liderazgo de la chocoana inició hace más de 10 años al vincularse a diferentes bandas, grupos y presentaciones escolares, pero, la universidad fue clave en su camino de empoderamiento, abriéndole muchas puertas y permitiéndole estar en espacios no solo de liderazgo colectivo, sino también de formación, incidencia y fortalecimiento de lo que es ser líder, y aún más, le abrió su visión de querer ser parte de los cambios e iniciativas. Y bajo este deseo, en el 2019 nació JMD la Voz, donde junto a dos amigos crearon la organización sin ánimo de lucro que promueve el empoderamiento a niños, niñas, adolescentes, jóvenes a través de la comunicación como enfoque étnico cultural.

“Estamos proyectados como un medio de comunicación de jóvenes independientes con enfoque de infancia y juventudes, pero además, somos una incubadora para las vocerías donde a través de la comunicación le enseñamos a los niños, adolescentes y jóvenes la importancia de la voz para la ocupación de nuestros espacios comunitarios”, sostiene Mayra.

Trabajar en algo que se convierta en su proyecto de vida y que también contribuya a la creación de empleo para las personas del territorio y que les permita generar soluciones definitivas representadas hacia la juventud fue el gran objetivo de Mayra. Por eso confiesa que: “A mí me gusta mucho trabajar en equipo, sé que juntos podemos llegar más lejos y creo en el poder de la colectividad. Porque creo que las cosas se dan cuando uno está articulado y reconoce el poder que hay de las personas que están al lado de uno, ese aporte es el que permite construir”.

Y este objetivo se ve reflejado desde proyectos como la escuela de comunicación Voz a Voz donde formaron a 25 niños y adolescentes en temas de comunicación. “Es nuestra primera hija en formación, y es una hija donde se inscribieron más de 160 jóvenes y donde nos tocó seleccionar tristemente solo a 25. Pero a la comunidad le encantó porque los niños cuentan con pocos espacios desde la comunicación y de todos los medios de comunicación que hay en el Quibdó los únicos que le estamos apostando a la formación somos nosotros”, asegura Mayra.

Pero en este camino no ha estado sola, ha contado con el apoyo de varios aliados, entre esos agradece hacer parte del Programa Jóvenes Resilientes de USAID y ACDI/VOCA que le ha permitido consolidar sus habilidades para el ejercicio de formación en el colectivo. “USAID nos ha fortalecido en temas de capacitación y gracias a ellos hemos participado en espacios nacionales, recibiendo además todo ese apoyo”, asegura Mayra.

La motivación y motor de la quibdoseña es seguir trabajando por su región: “Me motiva las ganas de ver a Quibdó y al Chocó como un territorio diferente donde se viven oportunidades para los niños, adolescentes, jóvenes y comunidad entera. Realmente me motiva gestar cambios”, comenta Mayra.

Y en ese proceso su sueño es que la Organización JMD no solo sea una emisora comunitaria, sino que se convierta en el primer Centro de Innovación Social en Comunicación con enfoque étnico cultural en el Chocó, con infraestructura y tecnología de punta, donde se generen estrategias que revolucionen el departamento. “Estamos trabajando para eso y queremos que la comunidad, jóvenes y niños tengan espacios de calidad de formación donde puedan hacer comunicación y puedan co-crear en comunicación inteligente, ese es nuestro objetivo”, afirma Mayra.

Finalmente, la lideresa en un futuro se ve rompiendo barreras para su territorio, incidiendo en las decisiones de país desde el sector donde esté, pero además: “Me veo también como una mujer que inspire a otros chicos y chicas y ayude a transformar vida, más que formar, es cómo nosotros transformamos y hacemos que otras personas pertenezcan a espacios y se puedan reconocer”, concluye Mayra.

¡Tú también puedes ser un o una joven que trabaja por sus objetivos y por su comunidad!

Encuentra proyectos, convocatorias y toda un red de jóvenes líderes con los que puedes compartir, en Youth Lead.

Cúcuta | “Creo en lo que podemos lograr como colectivo”, joven transforma a través del arte

Cúcuta | “Creo en lo que podemos lograr como colectivo”, joven transforma a través del arte

“Cuando empecé a estudiar esperaba enfocarme en periodismo, todavía no lo descarto, pero el trabajar con la comunidad y todo lo que tiene que ver con el cambio social me apasiona tanto, que desde hace más de año y medio estoy en la Fundación 5ta con 5ta Crew desempeñándome como comunicadora social”, afirma Carolina Suárez. La joven cucuteña, de 22 años, describe el momento en el que entendió que trabajar por el cambio social en el territorio de Norte de Santander se convirtió en su propósito de vida.

Carolina ahora lidera el área de comunicaciones de la fundación y también es formadora audiovisual de niños, niñas, adolescentes y jóvenes del corregimiento Villa del Rosario a través del proyecto: ‘El arte de la verdad’. Ella considera que la transformación por medio del arte es el mejor mecanismo para motivar a jóvenes que crecen en medio de territorios de conflicto y violencia. “Yo les enseño pero también me gusta mucho aprender con ellos y que ellos aprendan de mí”, sostiene Carolina.

Para la joven, la Fundación 5ta con 5ta Crew ha aportado a la construcción del tejido social y cultural apostándole a la convivencia, al goce efectivo de derechos y al desarrollo comunitario a través de la formación de alrededor de 7.695 niños, niñas, adolescentes y jóvenes desde 2011, gracias a proyectos como las escuelas itinerantes, el acompañamiento y articulación con otras organizaciones, con incidencia en 47 municipios de siete departamentos del país. Pero más allá de eso, para Carolina, “…ha significado todo. Yo siempre había soñado con conocer un poco más de mi territorio, conocer otras culturas, maneras de vivir, y siempre había escuchado del Catatumbo, el río Magdalena, entre otros. Pero ya conocerlos y trabajar por y para ellos es algo muy gratificante”.

También, Carolina afirma que le apasiona mucho crear desde su sentir. Por ello diseña y elabora estrategias para impactar en las comunidades a través de proyectos etnoeducativos. Un ejemplo que le marcó y demuestra su habilidad fue en el bootcamp del Programa Jóvenes Resilientes de USAID y ACDI/VOCA de noviembre de 2021, donde presentó una estrategia que busca: “Crear murales que inciten y lleven un mensaje de transformación y liderazgo juvenil, a través de una donatón donde lo recogido se destine para la creación de grupos focales en los territorios”, narra Carolina.

El Festival de las Ideas, Pacto con las Juventudes, el Bootcamp, entre otros, han sido algunos de los momentos en los que Carolina ha podido vivir y hacer parte con la Fundación 5ta con 5ta Crew y el Programa Jóvenes Resilientes de USAID y ACDIVOCA. Gracias a esto, “…siento que esas experiencias lo motivan y cuando hay creatividad, te impulsa también a crear a partir de lo que has vivido. Lo que viví en el bootcamp donde compartimos y aprendimos sobre marketing digital y otros pilares del programa y de otros colectivos, fue motivador porque tal vez lo que ha funcionado en Quibdó, o en la Guajira, también puede funcionar en el Norte de Santander”.

Finalmente, la cucuteña envía un mensaje donde invita a reflexionar sobre la importancia de trabajar por las comunidades: “A mí me hace una joven resiliente tener la capacidad de poder tomar cada vivencia y transformarla en una experiencia. He pasado por muchas cosas y siento que de ahí parte la resiliencia, porque me motiva a trabajar con las comunidades y trabajar para mí, para lo que puedo y podemos lograr en colectivo”, concluye Carolina.

Estas son las historias de jóvenes resilientes de nuestro #EfectoColectivo

¡Tú también puedes ser un o una joven que trabaja por sus objetivos y por su comunidad!

Encuentra proyectos, convocatorias y toda un red de jóvenes líderes con los que puedes compartir, en Youth Lead.

Tibú linda, muestra la otra cara del Catatumbo

Tibú linda, muestra la otra cara del Catatumbo

Desde la exuberante selva del Catatumbo, con riquezas naturales, hídricas y paisajes que adornan el municipio de Tibú, nace un colectivo que busca llegar a todas las generaciones con contenido que permita conocer los lugares más recónditos de una tierra por descubrir con un potencial turístico representado en tradiciones.

Así lo describe Oscar Andrés Forero, joven de 26 años, diseñador gráfico y líder del Colectivo Tibú Linda, quien, con el objetivo de mostrar lo mejor de Tibú, crea un medio que tiene como finalidad enfocarse en presentar la otra cara del municipio.

Artículos, historias, personajes y galerías que giran en torno a Tibú, hacen parte de este espacio que tiene como propósito cambiar la imagen y el estigma que carga esta población. “Tibú siempre está marcada por el tema de la violencia, aunque sea difícil, trato de mostrar la mejor imagen del municipio”, afirma Andrés.

Para este tibuyano su mayor logro es hacer parte del Programa Jóvenes Resilientes de USAID y ACDI/VOCA y junto a eso, agradece los talleres de diseño y creación de página web, del cual hizo parte, lo que le permitió adquirir habilidades para crear el sitio web del colectivo. Es por esto que Andrés sostiene que: “Mi mayor logro es ser participante de los programas de USAID, he conocido personas maravillosas, he tenido un equipo excelente. Lo que más me ha impactado es que por medio de las redes sociales se ha conocido un poquito la cara buena de Tibú, la cara bonita”.

Andrés afirma con alegría que lo que más le gusta hacer en su tiempo libre es salir a conocer y disfrutar de los paisajes con los que cuenta Tibú, “municipio demasiado extenso, donde hay lugares que ni se imaginan que existen”. Por ello, su meta es crear una agencia de viajes para impulsar un turismo sostenible y responsable, donde los mismos habitantes puedan sostenerse y vivir de eso.

Asimismo, en una sola palabra define a Tibú como aguerrida, con personas resilientes que a pesar de que han vivido los estragos del conflicto armado, no paran de luchar por encontrar paz en su municipio. “Vivimos con dificultades, pero siempre salimos adelante al igual que el municipio”, agrega Andrés.

Para concluir, el joven resiliente quien se describe como una persona paciente y responsable por querer hacer bien las cosas, cuenta que después de siete años de trabajo espera que su colectivo se transforme en un canal comunitario y que genere empleo para seguir aportando a la buena imagen del municipio de Tibú.

¡Tú también puedes ser un o una joven que trabaja por sus objetivos y por su comunidad!

Encuentra proyectos, convocatorias y toda un red de jóvenes líderes con los que puedes compartir, en Youth Lead.

Liceth Cuetia: la joven que está #RompiendoBarreras en el Cauca

Liceth Cuetia: la joven que está #RompiendoBarreras en el Cauca

En el marco de la conmemoración del Día de la Mujer queremos resaltar el rol de una mujer transformadora que desde su región emplea buenas prácticas de inclusión y género para recuperar esos usos y costumbres y empezar a desarrollar estrategias en comunidad.

Este es el caso de Liceth Cuetia, lideresa juvenil de 19 años, comprometida con las causas sociales en ejercicio de liderazgo formativo con jóvenes del Cauca desde hace 5 años, miembro activo de la plataforma juvenil de Corinto y participante de la red nacional de Jóvenes de Ambiente Nodo Corinto.

Liceth se considera una persona propositiva donde no ve problemas sino oportunidades, y sobre todo se autorreconoce como una mujer indígena orgullosamente nasa del Norte del Cauca, región que describe como su casa pluricultural y multidiversa donde habitan comunidades afro, campesinas e indígenas.

Y es que desde ese proceso de autorreconocimiento identificó de dónde viene y hacia dónde va, por ello, ya no se piensa como individuo, sino, como una mujer indígena que hace parte de una comunidad, donde confluyen otras personas y otras costumbres y esto le ayudó a conocer diferentes perspectivas y soñarse en distintos escenarios para trabajar en el desarrollo social y comunitario. “La capitalización de experiencias te permite recoger todos esos aprendizajes propios y de los demás para poder construir”, afirma Liceth.

A partir de ahí y gracias al apoyo del Programa Jóvenes Resilientes de USAID y ACDI/VOCA nace Coco Juco, un colectivo de comunicaciones que busca resignificar el territorio del Cauca, visibilizando los buenos hechos que ocurren en la región.  “Un día me presenté y pensé: yo soy una mujer indígena, mi herencia es totalmente indígena, entonces es importante recuperar esas costumbres ancestrales y desarrollar estrategias para tejer comunitariamente”, señaló.

La joven caucana define a la población de Corinto como: gente amable, pujante, verraca, con mujeres indígenas, afros y campesinas creativas que tienen la capacidad desarrollar estrategias innovadoras, pero además de solucionar problemas rápidamente. Es decir, para Liceth: “Son ese eje que mueve todo el territorio. Ellas son las que marcan la parada como decimos nosotros”.

Y como retos de cambio en términos de género e inclusión: “Para este 2022 debemos recargarnos y ponernos las pilas con el Consejo Consultivo de mujeres para generar un plan de acción que pueda mitigar las violencias basadas en género, y poder reducir notablemente esos círculos de violencia. Es poder decirles a las mujeres, yo te abrazo, yo te creo, cuando sucede algún caso de violencia”, comenta la joven.

Por esto, ve desde las comunicaciones una buena estrategia para difundir información que tenga que ver con mujeres emprendedoras, con iniciativas y proyectos, pero también planea la visibilización de las rutas y líneas de atención para las mujeres a través de la oleada violeta.

Si quieres conocer más historias de mujeres que, como Liceth, están #RompiendoBarreras te invitamos a disfrutar del episodio completo de SomosPARtedelaSolución El Podcast, haciendo clic aquí.

¡Tú también puedes ser un o una joven que trabaja por sus objetivos y por su comunidad!

Encuentra proyectos, convocatorias y toda un red de jóvenes líderes con los que puedes compartir, en Youth Lead.